Archivo de la categoría: Industria Auxiliar

Entre zarcillos, probetas y pupitres. ¡Gracias maestros!

El profesor Martínez de Toda considera que "el viticultor riojano destaca por su patrimonio cultural vitivinícola y su preparación técnica".

El profesor Martínez de Toda considera que “el viticultor riojano destaca por su patrimonio cultural vitivinícola y su preparación técnica”.

Aunque no se estilen los gestos de agradecimiento a quienes nos precedieron, considero moralmente justo dar la relevancia que merece a la aportación de los maestros de la ‘ciencia del Rioja’, pues sin duda ha resultado fundamental para cimentar el éxito actual de esta denominación de origen. En estos tiempos de fatua vanidad, frente al reconocimiento a su legado, se lleva más el gesto soberbio de una pretendida superioridad que menosprecia y trata de empequeñecer cuantos logros alcanzaron nuestros mayores. ‘Olvidan’ que el camino de la ciencia, como el de la selva, necesita desbrozadores que lo allanen. A lo largo de sus treinta años de historia, las páginas de nuestra revista han dado testimonio y rendido homenaje a la labor de históricos como Antonio Larrea, con quien tuve el honor de colaborar durante varios años, o de Manuel Ruiz Hernández, quien sigue impartiendo doctrina de forma infatigable casi sesenta años después de su incorporación a la Estación Enológica de Haro. Podría citar a varios más de estos ‘maestros de cabecera de la ciencia del Rioja’, pero en esta ocasión quiero resaltar solamente la figura de un coetáneo mío, el doctor en Viticultura Fernando Martínez de Toda, con motivo del reportaje que le dedicamos en el último nº de La Prensa del Rioja: “La viña en las aulas. Treinta años de investigación aplicada”. Afirma el profesor Martínez de Toda que “el viticultor riojano destaca por su patrimonio cultural vitivinícola y su preparación técnica”. Las tres décadas que lleva impulsando el progreso de la vitivinicultura riojana desde la investigación aplicada y la docencia en las aulas de la Universidad de La Rioja, proporcionan a Fernando Martínez de Toda, el único catedrático de Viticultura que hay en España, una autoridad incontestable. Desde la perspectiva del tiempo será más fácil valorar la importancia de su legado, tanto por su participación en la creación del Magister de Viticultura en 1988, la Licenciatura de Enología en 1996 y el Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (ICVV) en 2008, como por algunos hitos de su labor investigadora -variedades minoritarias en Rioja, análisis genético del material vegetal, mecanización de la viticultura, efectos del cambio climático…- y el fruto de su auténtica vocación: la formación de al menos un millar de enólogos repartidos ahora por toda la geografía española.

portada-219Tal como reflejamos en las páginas de este número especial de La Prensa del Rioja en el que publicamos la entrevista al profesor Martínez de Toda, a su contribución se suman otras igualmente significativas para que la D.O. Ca. Rioja ostente el liderazgo en la innovación vitivinícola. Es el caso de la centenaria Estación Enológica de Haro, que ha incorporado la resonancia magnética para garantizar la trazabilidad y autenticidad de los vinos, o de la industria auxiliar del vino, que cada año nos frece un aluvión de novedades. Una buena parte de estas novedades podrán verse la semana próxima en la feria Enomaq 2017 , el certamen vitivinícola, oleícola y hortofrutícola más prestigioso del sur de Europa, en el que más de 1.000 expositores darán a conocer las últimas novedades en técnicas, de maquinaria y equipos para bodegas y almazaras del 14 al 17 de febrero en Zaragoza. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y tecnología del vino, Industria Auxiliar, PERSONAJES

El ‘cluster’ Rioja, ejemplo mundial

Ilustración del artículo de Mikel Larreina publicado en el nº 165 de La Prensa del Rioja.

Ilustración del artículo de Mikel Larreina publicado en el nº 165 de La Prensa del Rioja.

¿Cual es el secreto del éxito de los mejores vinos? Pregunta del millón. Recibía recientemente la reseña de un nuevo libro (‘Strategies of Wine-making territories, Clusters, Governance and Territorial brand’) que recoge las aportaciones de 18 expertos internacionales reunidos en una jornada celebrada en julio de 2012 en el NEOMA Business School. Según explica la directora de Investigación de este centro educativo francés, Valéry Michaux, el objetivo era poder explicar las causas del éxito de un vino, más allá del gusto, del terroir y del marketing. El resultado de la investigación rompe con el mito de que el éxito del vino se debe únicamente a la alquimia entre la composición del suelo, el clima y los conocimientos técnicos locales. “Este trabajo de fondo –afirma Michax- nos ha permitido identificar los tres principales factores -además de la calidad organoléptica del vino mismo- que explican el éxito de un territorio vitícola: la alianza estratégica entre profesionales de un sector local, una gobernanza fuerte e implicada, y el “efecto clúster” son los elementos clave del éxito”.  Como apunta la reseña de la publicación, “los investigadores han analizado casos de distintos viñedos en todo el mundo, incluyendo los de las exitosas regiones de Champagne y Rioja”. “Gracias a la alquimia de los diferentes círculos conectados entre sí (una fuerte cultura empresarial, la competencia directa, gran emulación y cooperación, la experimentación continua, la innovación, la ayuda mutua y la solidaridad), el efecto clúster constituye el impulso sin el cual algunas regiones del mundo jamás podrían haberse hecho un hueco en el panorama internacional vitícola”.

Nos alegra la inclusión de Rioja como referente de éxito a nivel mundial. Con motivo de la redacción del Plan Estratégico de Rioja 2005-2020, dirigido por el catedrático Fernando Gómez Bezares, se acuñó el término ‘enópolis’ para definir el importante cluster del vino constituido históricamente en Rioja, un concepto que hemos divulgado ampliamente en las páginas de La Prensa del Rioja y que está presente en varios libros sobre la Denominación publicados en los últimos años. “El vino de Rioja forma un ‘cluster’ sobre el que el concepto de ‘distrito industrial’ añade connotaciones territoriales, históricas, culturales, incluso de identificación entre la sociedad y determinada actividad económica, lo que hace a las empresas del distrito más competitivas”, escribe Fernando Gómez Bezares en el libro ‘Campo Viejo, la revolución del Rioja’. “Mirando la historia, el ‘cluster’ del Rioja se ha ido construyendo en los últimos mil años, o incluso desde el Imperio Romano, pero fue a finales del siglo XIX cuando tomó el impulso del que hoy disfrutamos. Diferentes factores ayudaron a impulsar el Rioja: un mercado muy amplio y cercano gracias al auge del País Vasco, fáciles comunicaciones con esa zona y con los puertos gracias al ferrocarril, interés del mundo del vino francés, afectado por la filoxera, e inversiones de industriales vascos en nuestra tierra”, concluye el Dr. Bezares.

Por su parte, Mikel Larreina, profesor de Finanzas de la Universidad de Deusto, escribía en La Prensa del Rioja de septiembre de 2006 que “el cluster del vino en Rioja es paradigmático a nivel mundial por la enorme importancia que tiene en la economía regional y en su desarrollo reciente”. Según las conclusiones de su estudio “el cluster del vino Rioja da empleo fijo a unas 14.000 personas y aporta un 21% del PIB regional, cifras que nos permiten afirmar que este cluster es radicalmente distinto al de otros lugares. En el territorio de la D.O.Ca. Rioja hay empresas toneleras, de fabricación de cápsulas y tapones, de maquinaria enológica, de depósitos de acero inoxidable, de cajas… junto a viveros, alcoholeras, asesorías jurídicas y económicas, ingenierías, consultoras de comunicación y publicidad, empresas de transporte, centros privados de formación, programas universitarios específicos, actividades de hostelería y turismo relacionadas con el vino, etc. Este tipo de configuración económica es muy provechoso, dado que permite un mejor reparto de los beneficios del sector vitivinícola en la sociedad regional”. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

 

1 comentario

Archivado bajo Industria Auxiliar