Archivo mensual: mayo 2014

La Ley de Consejos Reguladores reconocerá el modelo de control de Rioja

Control de calidad previo a la vendimia realizado por un técnico del Servicio Habilitado de Veedores del Consejo Regulador

Control de calidad previo a la vendimia realizado por un técnico del Servicio Habilitado de Veedores del Consejo Regulador

No sabemos aún si el exministro de Agricultura Miguel Arias Cañete alcanzará sus aspiraciones de ser comisario europeo, pero al menos nos dejó a los riojanos como regalo de despedida la promesa de que la Ley de Denominaciones de Origen atenderá las demandas del sector vitivinícola riojano en cuanto a mantener el modelo de control de calidad que ha venido aplicando el Consejo Regulador. Es un objetivo que el sector ha perseguido durante 10 años, pues desde la promulgación de la Ley del Vino de 2003, de paternidad política bien conocida, el marco legal de la Denominación ha sido un motivo de gran preocupación. Es ilógico que se haya dilatado tanto la solución, porque si algo ha sido ya plenamente reconocido por cualquier iniciado en el mundo del vino es que el Consejo Regulador de Rioja ha sido capaz de aplicar de forma muy eficaz una normativa de autocontrol mucho más rigurosa que la de otras zonas vitivinícolas. Por ejemplo, es una de las pocas en el mundo que exige el embotellado en origen para toda su producción. Esta actuación ha transmitido seguridad y confianza a los consumidores, como se ha evidenciado en diversos estudios de mercado, y ha contribuido a que los vinos de Rioja hayan alcanzado la posición de liderazgo que actualmente ocupan entre las más prestigiosas denominaciones de origen históricas del mundo.

Dicho esto, hemos de reconocer que, a pesar de su antigüedad, no todo el público consumidor sabe muy bien para qué sirven los consejos reguladores y si son necesarios o no. La misión fundamental de los consejos reguladores es garantizar la autenticidad y la calidad de los vinos que se producen en el marco geográfico amparado por una denominación de origen, además de promocionar su imagen y defender los intereses del sector. Y aunque alguno haya dicho que consideraba al Consejo Regulador de Rioja como un obstáculo para sus aspiraciones, si la gran mayoría de viticultores y bodegueros no fueran plenamente conscientes de su necesidad y utilidad, el Consejo no existiría. En realidad son los propios bodegueros y viticultores quienes integran el Consejo Regulador y financian sus actuaciones tanto en materia de control de calidad como en promoción.

En definitiva, el sector vitivinícola riojano gestiona a través del Consejo Regulador el modelo de Denominación que mayoritariamente ha decidido configurar a lo largo del tiempo, un modelo siempre en proceso de adaptación a las necesidades de cada momento. Por ello, ciertas acusaciones de inmovilismo dirigidas contra el Consejo Regulador solo pueden hacerse desde el desconocimiento de la propia estructura y funcionamiento de la entidad, así como desde el desconocimiento de la evolución histórica de esta Denominación, sin duda la zona más dinámica de la vitivinicultura española y una de las más punteras en el panorama internacional. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Política del vino

La hostelería, el Rioja y las tapas

‘Tapas Fantásticas’ es una exitosa actividad promocional de Rioja en Londres organizada por el Consejo Regulador.

‘Tapas Fantásticas’ es una exitosa actividad promocional de Rioja en Londres organizada por el Consejo Regulador.

Como bien sabemos en esta tierra, el vino es una cultura y también un alimento. Y el vino de Rioja ha estado siempre vinculado muy íntimamente a la gastronomía en general y al mundo de la hostelería en particular. Esta fue una de las claves que propició el ‘boom’ de Rioja en los años setenta y su gran expansión empresarial y comercial por todo el país al ritmo que marcaba la época del desarrollismo, del crecimiento de las clases medias en las ciudades y de la llegada masiva de turistas, que hizo multiplicarse el número de bares y restaurantes.

Este mes el Consejo Regulador ha promovido una acción promocional en cinco ciudades españolas que de nuevo asocia al vino de Rioja al consumo de tapas en la hostelería. Durante los meses de mayo y junio las barras más selectas de Valencia, Málaga-Costa del Sol, Santiago, Barcelona y Madrid ofrecerán al público una selección de sus mejores tapas acompañadas de una copa de Rioja.  Se trata de establecimientos que ofrecen un buen nivel culinario y un tratamiento especial al vino, a los que ahora se está llamando ‘gastrobares’. Y los hay de diferentes estilos y tendencias gastronómicas, desde los más clásicos, a los más vanguardistas. En todos puede funcionar de igual manera el maridaje con Rioja, porque si algo diferencia al Rioja de otros vinos es precisamente su gran versatilidad para armonizar con las más variadas gastronomías, que permite disfrutarlo en compañía de un buen plato o una tapa, sea de cocina tradicional o vanguardista, autóctona o exótica.

A ello contribuye sin duda el que los vinos de Rioja se hayan distinguido siempre por su finura y elegancia más que por tu potencia. La demanda actual de los consumidores de diferentes países apunta hacia esta tendencia a vinos amables y fáciles de beber, un sitio en el que han estado cómodos los Rioja y le convirtieron en la mejor opción para el tapeo. Por ello está asegurado el éxito de la actual campaña del Consejo Regulador, del mismo modo que lo tuvieron iniciativas institucionales como ‘De Rioja y Tapas con los Cinco Sentidos’, que pusimos en marcha hace más de 15 años, y otras muchas realizadas por las bodegas, como la ‘Ruta de Tapas Alcorta’.

El fenómeno de la globalización ha extendido por todos los países no solo el conocimiento, sino también la posibilidad de degustar productos y estilos de cocina de los más recónditos lugares. Pero mucho tiempo antes, desde que el vino de Rioja salió de sus fronteras regionales, ha ganado adeptos entre los consumidores de países cuyos hábitos gastronómicos difieren mucho de los nuestros. Que nuestros vinos hayan conquistado ‘el gusto inglés’ y ahora estén conquistando ‘el gusto americano’ resulta clave para explicar la capacidad de penetración de Rioja en los mercados. Siempre hay un rioja para cada plato y para cada tapa gracias a la diversidad de la oferta de las bodegas de Rioja, con un amplio abanico de posibilidades para aquellos que afinan a la hora de buscar la mejor combinación posible. Porque no olviden que las reglas están para saltárselas y ser capaz uno mismo de descubrir lo que más le gusta a base de experimentar. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Deja un comentario

Archivado bajo Vinos y Bodegas

Una gran cata convierte a Bruselas en capital mundial del vino

Además del autor de este blog, dos prestigiosos técnicos de Rioja han participado en el jurado del XX Concurso Mundial de Bruselas: el enólogo José Hidalgo y el profesor de la Universidad de La Rioja Antonio Tomás Palacios.

Además del autor de este blog, dos prestigiosos técnicos de Rioja han participado en el jurado del XX Concurso Mundial de Bruselas: el enólogo José Hidalgo y el profesor de la Universidad de La Rioja Antonio Tomás Palacios.

El pasado fin de semana tuve la oportunidad de participar como jurado en el Concurso Mundial de Bruselas, que está considerado el mayor concurso itinerante de cata de vinos del mundo. Para que se hagan una idea, en la edición de este año han participado más de 8.000 vinos procedentes de 58 países productores y el jurado ha estado formado por 310 catadores de 51 países. La magnitud del concurso y de la organización que conlleva permite afirmar que Bruselas se ha convertido en la capital mundial del vino durante los tres intensos días que han durado las catas.

Entre los objetivos del concurso figuran desarrollar la cultura y el conocimiento del vino, intentando ayudar al consumidor en sus decisiones de compra y favoreciendo el descubrimiento de nuevos vinos. Por otra parte, resulta igualmente un interesante ‘termómetro’ de la salud del sector del vino y una fotografía anual de la vitivinicultura internacional, porque permite detectar y confirmar los cambios de tendencias. Así por ejemplo, este año se ha constado la tendencia del mercado hacia una subida de gama, dado que un tercio de los vinos presentados está valorado en más de nueve euros. Según los datos facilitados por la organización, la totalidad de los vinos inscritos representa más de 750 millones de botellas comercializadas en el mundo. Por países, Francia mantiene su liderazgo con casi 2.500vinos inscritos, de los que 1.055 son de Burdeos, la región más dinámica en el concurso. España ocupa la segunda posición con 1.615 vinos presentados, seguida por Italia, Portugal y Chile. La Denominación Rioja ha estado representada con 336 muestras.

En mi caso me tocó valorar vinos de 15 regiones de diferentes países, entre las que no estaba Rioja. Pero eso lo supe después, porque las catas eran ciegas y solo al final de cada jornada nos facilitaban el listado de los vinos catados. Y no faltan las sorpresas, que en unos casos son agradables, por mejorar el concepto que uno puede tener de determinados vinos, y en otros casos de auténtica decepción. Me ocurrió lo primero con un lote de vinos del Alentejo, al sur de Portugal, que presentaban en algún caso gran similitud con los tempranillos de Rioja, y lo segundo con un lote de Burdeos de la última cosecha y otro de Champagne. Una valoración con la que coincidimos los cinco catadores que formábamos el equipo de cata, uno de cada país.

Pero no siempre se da esa coincidencia de valoraciones, como me confesaba un periodista colombiano al que le había tocado catar un lote de reservas de Rioja. No entendía cómo sus compañeros de equipo centroeuropeos puntuaban tan bajo unos vinos que él consideraba excelentes. Ocurre en todos los concursos. Aunque hay mecanismos correctores para evitar que puedan pesar demasiado los gustos personales de un catador, el que las muestras sean valoradas por un equipo u otro influye a la hora de obtener medalla.

El Concurso Mundial de Bruselas fue creado por ‘Vinopress’, la empresa belga editora de la revista especializada ‘Vino’, y ha sido itinerante desde 2006, viajando a diversas regiones europeas de producción vinícola, como Burdeos, Sicilia y Bratislava. Con motivo del veinte aniversario del concurso, Bruselas ha acogido de nuevo la edición 2014, pero ya se ha anunciado que la próxima será en Venecia. Y con vistas a estudiar la posibilidad de acogerlo en dos o tres años en Rioja, como ha ofrecido la organización, una delegación del Consejo Regulador formada por los presidentes de la Comisión de Promoción, José Luis Benítez, y de la Comisión Técnica, Fernando Ezquerro, ha asistido al concurso para observar su desarrollo y repercusión. La propia organización lo define como ‘un gran viaje de prensa’, ya que una gran parte del jurado son periodistas especializados. Será una buena oportunidad para proyectar al mundo la imagen y posición de liderazgo que nuestra Denominación ha alcanzado. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

1 comentario

Archivado bajo Cultura del Vino