Archivo de la categoría: Publicaciones

Adiós amigo Cristino, descansa en paz

Fallece a los 70 años el periodista y prestigioso crítico gastronómico de la Agencia EFE ‘Caius Apicius’.

Cristino Álvarez (A Coruña, 1947) falleció el 19 de enero en Madrid. Autor de una docena de libros y colaborador de medios especializados, el periodista de EFE recibió el Premio Nacional de Gastronomía en 1991 y en 2014 ingresó en la Real Academia de Gastronomía con un discurso sobre el vino y el Camino de Santiago. Jefe de Información en el área de política nacional e internacional, en 1981 comenzó a publicar crónicas semanales de gastronomía bajo el seudónimo Caius Apicius, que finalizaba con la frase “la imaginación a los fogones”. Según la Agencia Efe han sido más de 3.500 crónicas, la última de ellas publicada el pasado 15 de enero. En la fotografía, Cristino Álvarez (d.) en la presentación del libro ‘El Vino de Rioja’ en Salical 2003, junto al entonces presidente del Consejo Regulador, Ángel de Jaime, y el autor del libro, Javier Pascual.

Su permanente desafío a la enfermedad, que le iba minando desde hace años, no ha conseguido demorar un desenlace tan cruel como excesivamente temprano, pues a sus setenta años Cristino Álvarez siguió exhibiendo en sus escritos hasta el último momento una envidiable brillantez intelectual, un saber enciclopédico y un gran apego a las cosas buenas de la vida, que tanto contribuyó a divulgar y a comprender su alter ego ‘Caius Apicius’ desde su universal tribuna de la agencia EFE. Cronista durante años de la política nacional e internacional, con esa ironía fina de gallego que le caracterizaba iba sorteando las cornadas sin renunciar un ápice a su espíritu crítico y a su visión lúdica de la vida. Y ahí estaba siempre, como su principal baluarte “en la salud y en la enfermedad”, su esposa Maribel, un gran ejemplo para quienes hemos tenido la fortuna de disfrutar de su amistad.

Tuve también la fortuna de disfrutar de la generosidad de Cristino, otra de las muchas cualidades que le convertían en una persona cercana y entrañable, aún siendo el periodista gastronómico con mayor influencia desde que en 1981 sus crónicas semanales para EFE comenzaran a publicarse en multitud de periódicos. No solo accedió a escribir el prólogo del libro ‘El Vino de Rioja’, que publiqué en 2003, sino que protagonizó su presentación en la feria Salical junto al entonces presidente del Consejo Regulador, Angel de Jaime. ¡Gracias Cristino! Viniendo de alguien con tu gran talla profesional y humana, siempre serán para mí un motivo de orgullo los elogios que nos dedicaste tanto al autor como a la obra. En el acto de presentación dejaste patente tu altísima valoración de los vinos de Rioja, a los que considerabas “una de las mayores joyas gastronómicas con las que contamos en España”. Finalizabas declarándote “enamorado del Rioja” y agradeciendo el esfuerzo por la publicación del libro, “que ayudará a que a mucha gente le guste todavía más el Rioja al llegar a él, junto con la vía de la degustación, por la de la información”.

Ya había mostrado Cristino sobradamente su amor al Rioja cuando, en la primavera de 1996, fue investido en San Asensio cofrade de mérito de la Cofradía del Vino de Rioja. Pronunció un magnífico discurso -como todos los que tuve ocasión de escucharle-, en el que destacaba a Rioja como una de las grandes regiones vinícolas del mundo. “En tiempos en los que el acceso al vino en la mesa familiar no estaba anatematizado en nombre de la salud, (…) aprendí a querer a los ríos en función no del agua, sino justamente del vino, y a ir asociando los más grandes vinos de la Cristiandad a cursos fluviales. (…) Para quien, como yo, nació en los confines occidentales de la vieja Europa, justo en las costas del Mar Tenebroso de los antiguos, al final del antiquísimo Camino de las Estrellas, marcado en el cielo desde el principio de los tiempos y luego cristianizado, el Rioja era un vino “de casa”; al menos, de ese Camino que me atrevería a llamar no “de las Estrellas” ni “de Santiago”, sino “del vino”, en cuyo tramo central está, justamente, el vino por excelencia para el consumidor español, que asocia el Rioja ‑sería mejor hablar de los Riojas‑ al día en que repican gordo, al día que hay algo que celebrar”.

Fueron numerosas las ocasiones en que Cristino aceptó colaborar en nuestras iniciativas, entre las que citaré el apadrinamiento de la actividad ‘De Rioja y Tapas con los 5 Sentidos’, a cuya presentación en la sede del Consejo Regulador acudió en setiembre de 1998. Un ejemplo más de esa generosidad con la que nos obsequió a quienes tuvimos el honor de conocerle. Al igual que en colofón de su discurso de investidura como cofrade –“Estén seguros de que, esté donde esté, conmigo estará siempre el Rioja”– hoy le decimos que, esté donde esté, su ejemplo y sus enseñanzas permanecerán siempre en nuestro recuerdo. Un recuerdo que, con todo el afecto, queremos compartir con Maribel.  (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja).

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cultura del Vino, PERSONAJES, Publicaciones, Vinos y Bodegas

LECTURAS DE VERANO: Revisión de conceptos para una nueva zonificación de Rioja

Portada del libro ‘El Vino de Rioja’, de Javier Pascual (Ediciones La Prensa del Rioja, 2003). Galardonado por la Organización Internacional de la Viña y el Vino (O.I.V) como mejor libro en la categoría de “monografías y estudios especializados de carácter descriptivo” y por Gourmand World Cookbook Awards como “Mejor libro sobre vino”, “Mejor fotografía e ilustración sobre vinos” y “Mejor portada”.

En el libro El Vino de Rioja (Ediciones La Prensa del Rioja, 2003), a la hora de describir la zona de producción planteé una subdivisión por comarcas diferente a la clásica de las tres subzonas que contempla la Denominación. El asunto ha tomado ahora nuevo impulso con motivo de la creación de nuevas categorías, como la de ‘Viñedo Singular’, vinculadas al territorio. Aunque son innegables algunos rasgos generales que caracterizan la personalidad vitivinícola diferenciada de las tres subzonas, la intensa evolución de la viticultura ha convertido en obsoletas las tópicas descripciones y en insuficiente la subdivisión. Así por ejemplo, en la descripción de La Rioja Alta que incluí en el libro me referí a “tres áreas o comarcas de características geoclimáticas más o menos homogéneas, aunque de fronteras difusas, que nos permiten acercarnos un poco mejor a las peculiaridades de su vitivinicultura: la Sonsierra, el valle del Hoja-Tirón y la comarca del Najerilla”.

El replanteamiento es si cabe más necesario en el caso de Rioja Baja, una amplia zona que se extiende a lo largo de 70 km desde Logroño hasta Alfaro y con plantaciones de viñedo a altitudes que oscilan entre los 300 m de Aldeanueva de Ebro y los 700 m de Tudelilla. Además de esta cuestión estrictamente ‘técnica’, que exige una nueva subdivisión que reconozca la notable diversidad geoclimática existente, hay otra cuestión que ha puesto de actualidad el debate sobre el cambio de nombre de la subzona. Aun recuerdo aquella lapidaria expresión “el rioja mesocrático” (muy baja expresión, ciertamente) con la que un periodista se refería hace veinte años a los vinos producidos en la subzona Rioja Baja, opinión que luego ha modificado sustancialmente. Escribí en el libro que este juicio valorativo quizás se debiera a que “su propio nombre implica un contenido semántico peyorativo cuando se confronta con “Alta”, sobre todo para quien no conoce la realidad de Rioja, ya que la acepción “Baja” se refiere exclusivamente a la situación geográfica, tomando como referencia el curso del río Ebro, y no a una inferior calidad en el vino, como quienes desconocen estas circunstancias podrían interpretar al leerlo en una etiqueta”. “Posiblemente la ausencia de bodegas comercializadoras enclavadas desde antiguo en la subzona haya sido determinante a la hora de relegar sus vinos a un segundo plano en su consideración cualitativa, a pesar de que la comercialización de los vinos de Rioja Baja ha seguido los mismos cauces que los vinos procedentes de las otras dos subzonas, debido a la práctica tradicional de las bodegas de Rioja de ensamblar partidas procedentes de distintas localidades de Rioja”. Esta práctica encasilló en otros tiempos a los vinos de Rioja Baja como los vinos que debían aportar principalmente grado y color, características fáciles de conseguir gracias a la climatología de la zona.

Desde mitad de los años noventa, la viticultura de Rioja Baja ha experimentado cambios decisivos con la plantación de una importante superficie de la variedad Tempranillo, que ya supera a la antiguamente mayoritaria Garnacha, la aplicación de sistemas de riego para compensar el déficit hídrico que padece la mayor parte de la comarca, así como el adelanto en las fechas de vendimia y el empleo de mejores medios técnicos. La creciente profesionalización de los viticultores, que han llegado a abandonar cultivos como el espárrago en una comarca tradicionalmente dedicada a las fruticultura y productos hortícolas, así como la incorporación de productores individuales y algunas cooperativas a la actividad comercializadora de vinos embotellados, han influido decisivamente en este proceso de renovación vitícola y enológico, que ha exigido fuertes inversiones en tecnología y cambios en la mentalidad de los agricultores. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Política del vino, Publicaciones

LECTURAS DE VERANO: ‘Los Nuevos Viñadores’ de Luis Gutiérrez, el catador de Parker

Portada del libro, editado por Planeta Gastro (19,5x 25,5 cms. 272 pags. Cartoné. PVP: 32,95 €.)

Durante dos años, el experto en vinos Luis Gutiérrez y el fotógrafo Estanis Núñez, han viajado por todo el país hablando, fotografiando, bebiendo y comiendo en compañía de diferentes personas que tienen algo en común: su pasión por el vino y por el viñedo, por la gastronomía y por la vida. Este viaje por España, narrado con estilo periodístico, ha quedado plasmado en el libro ‘Los Nuevos Viñadores’, una selección personal de 14 perfiles, catorce retratos de su historia personal y su esfuerzo por recuperar las variedades autóctonas de cada región. “Estas personas únicas -afirma el autor- viven para enseñar la singularidad de sus viñedos, de sus pueblos y de sus paisajes a través de una botella que pueda trasladar a ese sitio y a ese momento al que la beba. Son los nuevos viñadores. Una nueva generación de viticultores españoles”. 

Luis Gutiérrez es el especialista en vinos españoles más influyente de la actualidad, ya que representa en España a Wine Advocate, la publicación de Robert Parker líder del sector. El propio Parker define en el prólogo del libro a Luis Gutiérrez como “una autoridad y un apasionado de los grandes vinos del mundo, que explora con un detalle y amplitud sin precedentes la extraordinaria geografía, historia, clima y diversidad de suelos y terroirs de la más nueva generación de viñadores del país”. Y concluye definiendo el trabajo realizado por el catador de su guía como “una bocanada de aire fresco que ofrece la detallada opinión de un purista respecto a algunos de los vinos más complejos y fascinantes del mundo».

Confiesa el autor que los 14 perfiles -“una selección personal mía”- hablan de historias, de paisaje, de viñedo y de gastronomía, de pasión y de tradición. “No encontrarán taninos, ni antocianos, ni añadas, ni puntos, ni notas de cata, pero encontrarán un lado humano muchas veces obviado y el contexto de lo que hay en la botella, incluyendo esa gastronomía local que cada uno de nuestros personajes vive a su manera, y de la que el vino forma una parte integral”.  

Ya nos dejaba claro Luis Gutiérrez cuáles son sus preferencias en la entrevista publicada en el nº 218 de La Prensa del Rioja: “lo bueno y lo divertido es encontrar gente que no deja de buscar cosas nuevas, sin aferrarse a la misma fórmula”. Para Luis Gutiérrez el futuro de Rioja y del vino en general está “en aquellos vinos que sean capaces de expresar todo lo que tiene que decir el territorio y, a ser posible, con las variedades más específicas de ese territorio”.Los que apostaron por las variedades extranjeras en lugar de las autóctonas están sufriendo más”, nos aseguró, remarcando el acierto de la estrategia de Rioja al mantenerse fiel a sus variedades tradicionales.  (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Deja un comentario

Archivado bajo PERSONAJES, Publicaciones

Tres décadas de La Prensa del Rioja para una revolución

Los últimos cinco presidentes del Consejo Regulador con el director de La Prensa del Rioja: (de i. a d.) Luis Alberto Lecea, Santiago Coello, Javier Pascual, Ángel de Jaime, Víctor Pascual y José María Daroca. (Fotografía de FOTOMÁS).

Los últimos cinco presidentes del Consejo Regulador con el director de La Prensa del Rioja: (de i. a d.) Luis Alberto Lecea, Santiago Coello, Javier Pascual, Ángel de Jaime, Víctor Pascual y José María Daroca. (Fotografía de FOTOMÁS).

Rioja es probablemente la región vitivinícola del mundo que ha experimentado el salto más vertiginoso en las tres últimas décadas, tanto por el crecimiento de su estructura productiva, como por la proyección alcanzada en los mercados internacionales. Testigos de esta evolución, los cinco presidentes del Consejo Regulador que han dirigido la institución vertebradora de los intereses del sector vitivinícola riojano nos han ofrecido su privilegiada visión en una reunión inédita organizada por La Prensa del Rioja, que publica en su último número un amplio reportaje sobre esta historia de éxito, fruto de la suma de esfuerzos de todo el sector y en la que cada uno de los cinco presidentes ha jugado un papel protagonista y ha dejado su impronta. Hemos querido celebrar así el treinta aniversario de nuestra revista, cuyas páginas han sido no solo fiel reflejo del gran dinamismo del sector, sino también impulsoras de esa gigantesca evolución en todos los ámbitos de la actividad productiva y comercializadora, pero muy especialmente en lo que se refiere al prestigio y notoriedad internacional. Es un motivo de satisfacción el haber podido contribuir siquiera modestamente a la profunda transformación del sector vitivinícola riojano en estas tres décadas, en las que se ha configurado un modelo de éxito capaz de posicionar a esta denominación entre las más prestigiosas del mundo. La verdad es que, con el alto índice de mortalidad que afecta a la prensa especializada, alcanzar treinta años de longevidad no solo es un auténtico milagro. Seguramente se debe a que la idea era razonablemente buena. Pero sobre todo a que ha habido a lo largo de todos estos años personas que desde las instituciones, empresas bodegueras y empresas auxiliares han creído en esa idea servía adecuadamente a los intereses del sector vitivinícola y la han apoyado. Nuestro más sincero agradecimiento para todos ellos. Queremos creer ahora que, en el caso de La Prensa del Rioja, los objetivos fundacionales siguen más vigentes que nunca. En nuestros comienzos era necesario convencer del papel que podía jugar la comunicación en la comercialización de los productos de calidad, como el vino, que aspiraran a ocupar segmentos de mayor valor añadido. Hoy en día es un principio básico con el que trabaja cualquier empresa. Por eso, en este nuevo horizonte, marcado por la irrupción de las nuevas tecnologías de la información, es más necesario que nunca disponer de soportes de comunicación capaces de trasladar al mercado con eficacia y credibilidad el conocimiento de nuestros productos. Y con un mercado cada vez más globalizado, es imprescindible que estos soportes de comunicación ofrezcan, como lo ha hecho La Prensa del Rioja desde su creación, una difusión nacional e internacional acorde con esas necesidades. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Deja un comentario

Archivado bajo Historia del vino, PERSONAJES, Política del vino, Publicaciones

LIBROS: El “Cuaderno de apuntes” de Ezequiel García, maestro de la enología riojana

Ezequiel García con su hija Laura, de Fusión Viníca, en la presentación del libro el pasado 15 de diciembre en Anguciana.

Ezequiel García con su hija Laura, de Fusión Vínica, en la presentación del libro el pasado 15 de diciembre en Anguciana.

A sus 84 años, el vino sigue corriendo por las venas de Ezequiel García, un gran maestro de la enología riojana, y así ha querido plasmarlo en un librito de apenas un centenar de páginas en las que a través de sus propios dibujos acompañados por breves textos se adivinan no solo los profundos conocimientos que atesora sobre la ciencia de la vid y el vino, sino la pasión con que siempre ha vivido su profesión desde que en 1959 se incorporara a Bodegas CUNE en Haro, hasta que en 1995 se jubilara en Bodegas Olarra. Solo dos bodegas en su trayectoria y una profunda huella en la historia reciente de la enología riojana.

“Hemos abusado de su conocimiento, su experiencia y su vena artística para elaborar un cuaderno de apuntes y de recuerdos que giran en torno a la cultura del vino, columna vertebral de nuestra tierra La Rioja”, afirman los responsables de la empresa editora Fusión Vínica, formada por José María Lafuente y Laura García, hija de Ezequiel y también enóloga. Un alumno aventajado, Jesús Madrazo, actual responsable de Contino, dice en el prólogo que “su “magia” forma parte ya de los anales de la historia riojana”. “Por sus sabios consejos y su charla pausada, amena,… no puedo sino bridar por ti, por tu humanidad, con cariño, admiración y respeto”.

Nunca he estado de acuerdo con el apelativo de ‘el brujo’ que le puso el periodista gastronómico Xabier Domingo, porque precisamente la labor fundamental de Ezequiel García en la enología española de los años sesenta fue desvestirla de magia para aportar la ciencia que traía bajo el brazo con su licenciatura en Químicas. Ya lo escribí en la primera entrevista que le hice para la revista Bouquet en 1982, año de una gran cosecha, pero esto es otra historia que quizás me anime a contarles cualquier otro día, porque lo que hoy toca es animarles a conseguir el “Cuaderno de apuntes” de Ezequiel y disfrutar con su sencillez pedagógica, amenas anécdotas sobre los trabajos de la viña y la bodega en épocas antiguas y “un precioso legado de dibujos que transmiten sentimientos, cultura y tradiciones”, como acertadamente señala Jesús Madrazo. (PVP.: 15 euros. Pedidos a Fusión Vínica – administracion@fusionvinica.com) (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

1 comentario

Archivado bajo Cultura del Vino, Publicaciones

LIBROS / LECTURAS DE VERANO: El Rioja que traspasó el ‘telón de acero’

Los directivos de Campo Viejo Bezares, Ortigüela, Díaz Yubero y Mendiola, junto a los compradores rusos y su representante en España, Pablo Azcárate, en una visita a la Unión Soviética en 1983.

Los directivos de Campo Viejo Bezares, Ortigüela, Díaz Yubero y Mendiola, junto a los compradores rusos y su representante en España, Pablo Azcárate, en una visita a la Unión Soviética en 1983.

La primera incursión promocional del Consejo Regulador de Rioja esta semana en Moscú me ha parecido una buena ocasión para recordar la historia de las primeras exportaciones a través de unos párrafos del libro ‘Campo Viejo, la revolución del Rioja’, que he escrito recientemente para esta bodega con motivo de su cincuenta aniversario. Vayan a la memoria de quienes realizaron una gan labor pionera en la expansión de Rioja en el mundo.

El comercio y las guerras, sobre todo si son frías, siempre han seguido senderos inescrutables, a menudo cruzados, pero a veces también paralelos. Y por difícil que pueda parecer, años antes de que comenzáramos a oír hablar de la ‘Perestroika’ y de la caída del muro de Berlín, el vino de Rioja había traspasado el ‘telón de acero’ de la mano de Campo Viejo, bodega pionera en la apertura de los mercados del Este a la importación de productos españoles. Lo cierto es que la compañía contaba con la ventaja de disponer de la capacidad técnica y financiera que exigían las grandes operaciones de comercio exterior de vino, algo que no estaba al alcance de la mayoría de las empresas del sector.

En la memoria de José Ortigüela (fundador y director general de la bodega), que llegó a conocer muy bien la URSS y trabar amistad con su embajador en España, quedó grabado lo que él considera un récord histórico, “la operación más grande que debe figurar en los registros del Consejo Regulador: tras una cena en Moscú, en 1980 conseguí colocarle un millón de botellas de Campo Viejo al presidente del monopolio ruso que controlaba las centrales de compra de productos alimenticios”. Los detalles del envío los narra Alex Mendiola (entonces director de exportación), quien sabía que los rusos compraban contenedores a una fábrica de Zaragoza, a la que propuso utilizar los contenedores para el envío del vino, ya que seguían la misma ruta, repartiendo así el coste del transporte. El tren fletado expresamente con los contenedores en Zaragoza paró en Logroño, donde se llenaron con el millón de botellas de Campo Viejo, que a través del puerto de Bilbao llegaron en barco al Mar Negro y de allí a Moscú.

La puerta de entrada en Rusia fue Bulgaria, país al que ya en 1968 se hizo una primera exportación de vinos de mesa de 8 millones de litros. Pero la primera incursión de Ortigüela y Mendiola a Moscú en 1972, a pesar de las recomendaciones que llevaban de las autoridades búlgaras, no traspasó las salas del aeropuerto, donde permanecieron retenidos por falta de visado. Las autoridades del monopolio les esperaban fuera, pero la policía no permitió el contacto y tuvieron que volver a Sofía sin pisar la capital de la entonces Unión Soviética. No mucho tiempo después, SAVIN vendía anualmente a Rusia más de 100 millones de litros de vino blanco, hasta que con el cambio político de 1992 se cortaron las importaciones. “Todo lo pagaban religiosamente, por carta de crédito confirmada”, afirma Mendiola, que también recuerda como significativa una operación de 40.000 cajas de crianza y reserva para celebrar la Pascua rusa, que se vendieron en Moscú en una semana. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Portada del libro ‘Campo Viejo, la revolución del Rioja’, de Javier Pascual. Ediciones La Prensa del Rioja, Logroño 2012

Portada del libro ‘Campo Viejo, la revolución del Rioja’, de Javier Pascual. Ediciones La Prensa del Rioja, Logroño 2012

1 comentario

Archivado bajo Mercados, Publicaciones, Vinos y Bodegas

LIBROS / LECTURAS DE VERANO: ‘El abc del vino’, de Enrique Peribáñez

PERIBÁÑEZ2013-PORTADA_brComo bien sugiere el título, ‘El abc del vino’ es un libro para quienes quieren iniciarse en el conocimiento del que muchos creen “misterioso” mundo del vino, al que no han podido acceder porque les parece que todo lo que puedan descubrir será “raro o hasta de difícil comprensión”. Afirma el autor que ha intentado “una aproximación con la máxima sencillez expositiva, tratando el vino en su última etapa de llegada al consumidor”, es decir, evitando referirse extensamente a su cultivo, crianza, etc. Lo confirma José Peñín en el prólogo: “no leerá la tesis doctoral de un enólogo, ni la mirada estereotipada de un periodista crítico, sino la visión de alguien como usted, pero con las alforjas de tantos años vividos y bebidos”.

En efecto, Enrique Peribáñez ha esperado a cumplir los ochenta años para publicar su primer libro, pero en él plasma la quintaesencia de una prolongada experiencia que se remonta a la fundación en 1980 de la primera revista especializada en vino, ‘Bouquet’, junto a José Peñín. Un acontecimiento que me trae recuerdos especialmente emotivos, pues recién acabada mi licenciatura en periodismo, me uní al proyecto en sus inicios como delegado de la revista en Rioja, teniendo así la fortuna de contar con dos maestros excepcionales durante mis comienzos profesionales en la comunicación vitivinícola.

Aunque, como asegura Peñín, “ha querido militar entre bastidores , sin personalismos, induciendo a quienes él confía a compartir ilusiones enológicas”, es obvio que para Enrique Peribáñez el vino no tiene ningún misterio y “se abre a todos los que quieran acudir a él sin problemas de comprensión y, mucho menos, sin que les aburra”. “Todo es sencillo y sólo existe el peligro de que te guste y que quieras profundizar más en ello. Por lo demás, “el misterioso” mundo del vino se reduce a descubrirlo, y esto es lo más fácil si empezamos por el abecé, o sea, los fundamentales principios que nos ayuden a llegar a un mundo que yo resumo como simple, agradable y con posibilidades de encantarte y de hacerte más feliz y mejor persona. ¿Qué más puedes pedir a un “misterio” que se desvanece sólo con intentarlo?”.

Barcelonés, abogado y propietario de una gestoría en la ciudad Condal, además de la mencionada aventura editorial con la revista especializada Bouquet, Peribáñez ha efectuado numerosos estudios y colaborado en ferias y eventos del mundo del vino, a los que sigue asistiendo asiduamente. Promotor en España de la Denominación de Origen Armagnac, en 1983 la Cofradía dels Vins de Cava le concede el título de ‘Tastacava’. En el 2002 funda con dos de sus hijos ‘Vinus Brindis’, cadena de vinotecas que alcanza las dieciséis tiendas. Actualmente es presidente del Cercle Català de Tastadors, donde continúa promocionando eventos gastronómicos en los que el protagonista es siempre su querido y valorado vino. (‘El abc del vino’, de Enrique Peribáñez Rufas. PVP: 14,00 euros. Ediciones Carena – Tf. 934310283 – info@edicionescarena).

(Texto: Javier Pascual, director de La Prensa del Rioja)

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura del Vino, Publicaciones