IN MEMORIAM: Luis Cañas, labrador de un sueño

Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja

00-1_LUISCAÑAS2014-1El bodeguero Luis Cañas, fundador de la bodega que lleva su nombre en Villabuena de Álava, falleció ayer, día 11 de diciembre, a los 91 años. Hace poco más de un año que se celebraba en la bodega una gran fiesta de homenaje, en la que se presentó el libro biográfico ‘Luis Cañas, labrador de un sueño’, que tuve el honor de escribir y editar. Como decía en la introducción de ese libro, cuyo texto resumo aquí, su historia es la de un trabajador humilde, la de uno de esos hombres y mujeres del campo que con su esfuerzo e ingenio han contribuido desde la base a escribir la historia del vino de Rioja, a forjar el éxito actual de esta Denominación de Origen. No hablamos por tanto de una gran gesta empresarial, ni de un personaje con gran notoriedad y reconocimientos públicos, sino de un hombre sencillo, uno de esos ‘cosecheros’ con capacidad emprendedora y visión de futuro, que crearon un pequeño negocio vitivinícola familiar. Dentro de ese amplio colectivo de viticultores y ‘cosecheros’, Luis Cañas supo dar el paso adelante que le convirtió en pionero de la venta del vino embotellado a mediados de la década de 1960, que le permitió dotar de un nombre propio a su negocio y que, en consecuencia, le hizo sobresalir y distinguirse del resto. Por si fuera poco, también supo sembrar la semilla de la pasión por el vino en su hijo, semilla cuyos frutos superan con creces las más altas metas que hubiera podido imaginar.

Forjado en una cultura del esfuerzo, trabajo, constancia y tenacidad, eran cualidades que ya adornaban a aquel joven que sabía buscarse la vida en la tierra que amaba y que no abandonó como hicieron sus propios hermanos y tantos de sus amigos en busca de las mejores oportunidades que ofrecía la ciudad. Luis atendía la pequeña hacienda agrícola con su padre, llevaba jornales a casa como peón de la construcción y ganaba unas pesetas como alguacil del Ayuntamiento de Villabuena. Aquellos años cuarenta y cincuenta fueron tiempos de escasez en España y no se le caían los anillos por recorrer el pueblo corneta en mano voceando el “se hace saber….” con el que empezaban los bandos.

Autodidacta y perfeccionista, Luis era de los que creen que para hacer bien un trabajo te tiene que gustar. Siempre quiso hacerlo todo perfecto, ser el mejor. “Y en eso creo que Juan Luis aún me supera”, reconocía complaciente. Heredero de saberes ancestrales, creía que había cosas que se hacían de una determinada manera por desconocimiento de algo mejor, pero que también hay otras muchas cosas que van a valer para siempre. “Muchos me preguntan si ahora salen los vinos mejor o peor que antes y siempre les digo que mucho mejor de paladar y de todo, incluso más sanos“. Aunque no sin la resistencia propia de su espíritu crítico y exigente, esta adaptabilidad a los cambios que demostraba Luis, su capacidad para ponerse al día y asumir las nuevas formas de entender la viticultura y el vino, fueron una de las claves de su trayectoria personal y profesional, una de las razones por las que su negocio tuvo un mayor desarrollo que el de otros convecinos que partían de circunstancias similares.

En mis primeras visitas a la bodega allá por el año 1990, pude comprobar que Luis era un hombre muy discreto y observador, que había asumido el relevo generacional. Él siempre permanecía en segundo plano, oportuno en sus observaciones, incansable en derrochar elogios sobre la exitosa gestión de su hijo, atento sobre todo a que cada cosa estuviera en su lugar y a que todo saliera perfecto para que el visitante se llevará la mejor impresión. Desde la sombra, su figura se agrandaba, cautivando a todos con el relato siempre ameno de sus experiencias. Un gran narrador de historias, hábil reproduciendo diálogos, intercalando preguntas y utilizando con fluidez un vocabulario salpicado por muchas expresiones propias del uso popular en los pueblos riojanos. En estos últimos años, desde ‘El Mirador de Luis’ -una sala acristalada construida en el viñedo que hay junto a la bodega y desde la que se domina todo el mar de viñas que se extiende hacia el noroeste- contemplaba con indisimulado orgullo los logros de su hijo y recibía con mirada chispeante a su nieto Jon cuando venía de trabajar de las viñas. Entrañable y muy familiar, Luis Cañas era sobre todo un hombre de principios. Una de esas gentes sencillamente grandes.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Vinos y Bodegas

Coravin y el secreto para disfrutar estas navidades de las joyas de tu colección de vinos sin acabar con ella

Texto: Javier Pascual / Director de La Prensa del Rioja

Javier Usarralde, de Câpeau Wines, y Carlos Echapresto, de Venta Moncalvillo, en la presentación de Coravin.

Hemos descubierto el secreto para disfrutar en las celebraciones navideñas de las joyas más preciadas de nuestra colección de vinos. ¡Y sin tan siquiera descorchar la botella! No es un milagro, es el resultado de utilizar un artilugio llamado Coravin que prolonga la vida de cada botella en el tiempo para seguir disfrutando de ella y poder así compartirla con muchos más amigos.

¿Cuántas veces hemos estado tentados de abrir algunas botellas de nuestra colección de vinos antiguos y hemos desistido en espera de una ocasión que lo mereciera más? Nos debatimos entre la pena por lo que dejará de existir y el deseo de gozar de algo que auguramos excepcional para compartirlo con la mejor compañía.

Quizás resulte algo exagerado decir que “Coravin está cambiando la forma en que el mundo bebe vino”, tal como asegura el eslogan con que te recibe la web de Coravin (https://www.coravin.com.es/). Pero expertos coleccionistas como el sumiller Carlos Echapresto se muestran convencidos de la gran utilidad del invento, tanto para satisfacer las necesidades de los profesionales del mundo del vino, que son su objetivo prioritario, como para los aficionados más sibaritas. Así lo explicó en la presentación que organizaron en su Restaurante Venta Moncalvillo -una estrella Michelín- los hermanos Javier y Alvaro Usarralde, propietarios de la empresa riojana Châpeau Wines, ubicada el Alfaro y distribuidora del producto en España.

El fundador de Coravin, Inc. (Massachusetts, USA) es un inventor de dispositivos médicos cuya pasión por el vino le inspiró para crear un producto que le permitiera disfrutar de copas de vino sin comprometer toda la botella. Greg Lambrecht diseñó los sistemas Coravin utilizando tecnología patentada para acceder al interior de la botella y verter vino sin descorcharla. Según un reciente estudio comparativo realizado por la revista suiza K-Tipp y el laboratorio Vinalytik, Coravin Model Two recibió la calificación más alta entre los nueve sistemas de preservación analizados. Los resultados muestran que solo con Coravin se puede prevenir que el vino entre en contacto con el oxígeno incluso después de siete días desde el primer uso, retrasando de este modo el proceso de oxigenación que siempre afecta el vino una vez abierto.

Desde su lanzamiento en 2013, Coravin no ha parado de evolucionar. Al Model 8, le siguió el Model One, el Model Two y el Two Elite. El año pasado salió al mercado el Model 11, el primer sistema automático y conectado, que aúna vino y tecnología, y recientemente ha presentado el Model One Black, una versión actualizada de su modelo más asequible. A los diferentes modelos, cuyos precios oscilan entre 200 y 350 euros, se unen diversos dispositivos complementarios a Coravin, como el aireador, el tapón de silicona o los kits de agujas, que complementan y mejoran la experiencia de los aficionados. (Para más información,y compra online ver Châpeau Wines Complementos, Tf. 670436616).

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura del Vino

El alcalde de Logroño, Pablo Hermoso de Mendoza, investido Cofrade de Mérito del Vino de Rioja

Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja

El Gran Maestre de la Cofradía del Vino de Rioja administró con la delicadeza “que es menester” el preceptivo ‘cepazo’ al alcalde de Logroño, ritual que completaba la promesa de fidelidad al vino de Rioja realizada por Pablo Hermoso de Mendoza con la mano extendida sobre una botella de vino. De esta manera tan ceremoniosa, aunque no exenta del necesario toque lúdico, pasaba a formar parte del selecto elenco de Cofrades de Mérito que la Cofradía ha tenido a bien nombrar en sus 35 años de historia. Como testigos, los retratos de un buen puñado de quienes fueron alcaldes de la ciudad, una veintena de cofrades ataviados con sus capas de aire renacentista y, por supuesto, los periodistas que dejaremos constancia de lo visto y oído en esa sala noble del Ayuntamiento de Logroño la mañana del 12 de diciembre.

Cuando el Gran Maestre, Javier Gracia, explicó en su intervención las razones de la Cofradía para reconocer los méritos del alcalde, no pareció tan importante lo ya realizado por éste como lo que está por venir. La sensibilidad de Pablo Hermoso por lo que representa el vino no solo para la economía, sino para la propia identidad de la región es más que evidente, como lo es su preocupación por la educación en un consumo saludable desde la infancia y la utilización como herramienta de promoción turística de los muchos recursos generados históricamente por la cultura del vino en la ciudad de Logroño. Así dejó constancia de ello al agradecer a la Cofradía un nombramiento con el que dijo sentirse muy honrado, al tiempo que comprometido con esa causa que han abrazado todos los cofrades en pro de la divulgación del conocimiento del vino de Rioja y la defensa de su buen nombre.

Ese ‘compromiso’ del alcalde lo concretó el Gran Maestre en un objetivo: “que Logroño sea la ciudad del vino, reconocida por todos en el mundo como la catedral del vino, como una verdadera enópolis”. Reconoció haber tomado este último concepto, de contenido eminentemente económico, de una entrevista en la que Pablo Hermoso de Mendoza, tras su elección como alcalde, hablaba de su visión de la ciudad: “nuestra singularidad estratégica radica en el vino, ya que define no solo una actividad económica, sino un modelo de vida que queremos preservar”. “Tenemos que hacer del vino y de la gastronomía un aliciente para la atracción de un turismo culto y sofisticado, dentro del ecosistema que supone La Rioja, con el vino como su seña de identidad”, concluía el alcalde, sin olvidar una inteligente alusión a que “éste ha de ser un proyecto compartido por todos”.

Desde luego, solo con esta declaración de intenciones estaba más que justificado el ingreso de Pablo Hermoso de Mendoza entre los meritorios de la Cofradía, pues como subrayó el Gran Maestre “su objetivo para Logroño como ciudad del vino no es muy diferente de lo que nosotros pensamos”. Dicho lo cual aprovechó para ofrecerse a compartir la tarea, “ya que la Cofradía del Vino de Rioja puede, debe y quiere colaborar en tal proyecto”. Celebró también lo que definió como “un reencuentro entre la Alcaldía de Logroño y la Cofradía del Vino de Rioja”, que permitirá recuperar “una larga historia de colaboración”. Y finalizó deseándole “éxito en su gestión política, que trabaje con honradez y eficacia en beneficio de todos los ciudadanos y siempre con la vista puesta en el bien común”. Además, por supuesto, de que una vez “hermanados para siempre en el vino y en la palabra, el alcalde de Logroño sea un gran pregonero que difunda los valores del vino de la noble tierra de La Rioja”.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura del Vino, PERSONAJES

Juego de identidades y valor: la crianza como ‘pulmón de Rioja’

TRASIEGA (Archivo Consejo Regulador DOCa Rioja)

Como he venido recordando en varios artículos desde 2014, se han cumplido cuarenta años desde que Rioja se inventara un criterio clasificatorio de los vinos en función del envejecimiento, ‘reglamentando’ así a partir de 1980 el envejecimiento en barrica que las bodegas practicaban desde el Siglo XIX y creando las categorías aún vigentes de ‘joven’, crianza, reserva y gran reserva (ver por ejemplo “Las contraetiquetas que certifican el envejecimiento en barrica de los vinos de Rioja cumplen 40 años”, del 03/03/2014). Los resultados, tanto en términos de imagen como de retorno económico, han superado cualquier previsión, hasta el punto de que podemos considerar los vinos tintos criados en barrica el principal soporte económico del sector vitivinícola riojano, es decir, “el pulmón de Rioja”. Además, estos vinos han pasado a formar parte indisociable de la identidad de Rioja, donde tradicionalmente las innovaciones iban llegando de forma tranquila y muy meditada. Sin embargo, en poco tiempo ha vivido una auténtica cascada de novedades: vinos blancos de nuevas variedades, vinos de pueblo, espumosos de Rioja, vinos de varietales minoritarios, ‘Viñedos Singulares’… Son la punta de lanza de la Denominación y, como tal, acaparan todo el interés mediático y del propio sector. Un buen ejemplo de la inquietud que provoca esta nueva figura entre los técnicos ha sido la iniciativa de la Asociación de Enólogos de Rioja, que ha dedicado su tradicional jornada de reflexión ‘postvendimia’ a analizar los retos que plantean los ‘Viñedos Singulares’. Ante esta cascada de novedades, que también han llegado cargadas de ilusiones, hemos considerado oportuno poner de nuevo el foco sobre el vigente modelo de clasificación de los vinos de Rioja y su peso en la economía del sector, pues el socorrido ‘karma’ de la innovación puede conducir a la dispersión y a una pérdida de identidad nefasta para el negocio del vino. Las modas se convierten a menudo en las hojas que no dejan ver el bosque y, aunque resulte una obviedad decirlo, no hay que perder de vista cuál es la imagen que Rioja proyecta entre los consumidores para atinar con las futuras estrategias comerciales y promocionales. En todo caso, es necesario subrayar el gran esfuerzo que se ha hecho para reforzar la calidad en todas las categorías, tanto por parte de las bodegas como de los productores de uva. Y esta mayor exigencia de calidad no solo contribuye a incrementar el valor, un objetivo prioritario para Rioja, sino que hoy en día resulta sencillamente una cuestión de supervivencia. El objetivo no es ya alcanzar estándares aceptables de calidad, sino el máximo nivel de excelencia, del mismo modo que la Academia Riojana de Gastronomía pretende conseguir que la gastronomía riojana –protagonista del número ‘navideño’ de La Prensa del Rioja– proyecte al mundo una imagen de excelencia, dotada de identidad propia y que trascienda el tópico “tierra de buen comer”. Como asegura su presidente, Pedro Barrio, “la búsqueda de la excelencia en todos los niveles puede hacer que capitalicemos y rentabilicemos un fenómeno global, como el de la gastronomía, que tiene en nuestra tierra un destino abonado, pues tenemos territorio, singularidad, autenticidad, calidad e historia”. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja).

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Gastronomía, Vinos y Bodegas

El poder del vino, en femenino

“La historia del Rioja también se escribe en femenino”, titulábamos en la portada del nº 218 de La Prensa del Rioja un bonito reportaje protagonizado por siete bodegueras que coincidían en “plantear el tema de la gobernanza del Rioja desde el más puro pragmatismo y pensando en el fin antes que en los medios”. Cuestión de estilo. Lo recordaba mientras escuchaba a la nueva presidenta de La Rioja, Concha Andreu, realizar un emotivo elogio del vino y de las mujeres del vino en su primer discurso público con motivo del acto institucional de las Fiestas de la Vendimia Riojana 2019 celebrado el pasado 21 de septiembre en el Paseo del Espolón de Logroño. Paseo que preside la estatua ecuestre del general regente Espartero, de cuya hacendada esposa logroñesa, doña Jacinta Martínez de Sicilia, Duquesa de la Victoria, eran la bodega y terrenos en los que inició su aventura bodeguera el amigo y compañero de armas de Espartero, Luciano de Murrieta, en 1877. Mujeres del vino, mujeres poderosas. Como las siete protagonistas de nuestro reportaje, mujeres con poder de decisión al frente de otras tantas bodegas que representan la diversidad de modelos empresariales de la D.O.Ca. Rioja: Cristina Forner, Carmen Enciso, Marisol Ruiz Ijalba, Conchi López, Raquel Pérez, Gloria Santamaría y Victoria Cañas. Todas de acuerdo en conceptos clave como ‘esfuerzo’, ‘constancia’ o ‘memoria empresarial’, todas de acuerdo en que los cambios en la Denominación se deben hacer con los pies en el suelo. Sin duda, manos muy seguras para conducir el futuro del Rioja.

 

Concha Andreu muestra a la ministra de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España, Reyes Maroto, el tinanco en que se acababa de hacer el acto del ‘pisado de la uva’ con que se conmemora la Fiesta de la Vendimia Riojana.

Coincidió la publicación de nuestro reportaje con la representación en Logroño de la obra clásica de Aristófanes ‘La Asamblea de las Mujeres’, en versión del riojano Bernardo Sánchez, que plantea en clave humorística un hipotético gobierno capitaneado por mujeres. ¡Mira por donde! Si entonces nos vino al pelo para hilar el argumento, ahora resulta miel sobre hojuelas. Hemos pasado de lo hipotético a lo real y la máxima autoridad riojana es mujer y, por ende, una mujer del vino, una enóloga bien curtida en vidagos y ensamblajes, que ha hecho bandera de su profesión y asumido el riesgo de cambiar el contenido tradicionalmente político y generalista del discurso institucional ‘del pisado de la uva’ por un monográfico del vino. No voy a emular el sentido metafórico de algunos pasajes del discurso de la presidenta con alegorías que exijan esfuerzos interpretativos y, como muestra de coincidencia, me reafirmo en lo aquí escrito en su día: “sin ser las grandes olvidadas, lo cierto es que el mundo del vino –palabra masculina– ha relegado a la invisibilidad durante muchos años el papel decisorio de las mujeres, las mismas que han venido trabajando desde siempre en la viña y cada vez más en la enología, palabras ambas femeninas”. También recordé fugazmente, mientras escuchaba el homenaje de la presidenta a las mujeres ‘trabajadoras del vino’ y sus palabras de respeto hacia las enseñanzas recibidas de ellas, que nuestra revista publicó hace ya treinta años el primer reportaje sobre las mujeres enólogas (“La sensibilidad femenina al servicio del vino: María Larrea, Laura García y Carmen Martínez”). Dentro de un colectivo eminentemente masculino, eran muy escasas en aquella época, en la que solo despuntaban en el panorama nacional algunos nombres tan señeros como el de Isabel Mijares. Excepciones en un negocio ‘de hombres’, en el que la progresiva incorporación de las mujeres adquiría tono de normalidad, como resaltaba la autora de nuestro reportaje, una jovencísima Ana Lumbreras, hoy delegada de EFE en La Rioja. Los propios títulos de otros reportajes posteriores (“Mujeres al timón de la exportación”, “Entre mujeres anda el vino”, etc.) son indicativos de la ‘normalidad’ adquirida por esa presencia de las mujeres en el negocio del vino. Solo ‘normalidad’, ni mucho menos equiparación. En eso, aún queda camino por recorrer, pero seguro que con una enóloga al frente del Gobierno se acortará. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja).

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura del Vino

La “Parada en el Camino” propuesta por Don Jacobo, un buen ejemplo de iniciativa enoturística

Entre la diversidad de actividades programadas, Stendhal23Art expuso su arte de origen grafitero y pintó en directo una barrica personalizada para el evento.

Don Jacobo (Bodegas Corral) celebró su onomástica (Santiago Apóstol) a lo grande, con una jornada festiva en torno al vino, la gastronomía, la cultura, la música y el Camino de Santiago. El pasado 27 de julio los numerosos asistentes pudieron disfrutar de un completo programa para toda la familia, con catas de vino, visitas a bodega, rutas teatralizadas, talleres de manualidades, pintura sobre barricas, artes escénicas, juegos y mucha música, que culminó con la actuación en directo del grupo Revólver. Un gran éxito del que puede sentirse justamente orgullosa Martina Corral, presidenta del Consejo de Administración y cuarta generación al frente de la bodega, quien inauguró la jornada afirmando que “hemos recorrido un camino muy largo para llegar hasta aquí” -nada menos que 120 años- y agradeciendo la asistencia con el mensaje final de que “siempre tendréis las puertas abiertas si queréis volver a visitarnos”.

 Esta vocación de abrir sus puertas al mundo es relativamente nueva en las bodegas de Rioja -apenas 20 años-, pues en lo que realmente han concentrado históricamente sus esfuerzos es en que sus vinos estuvieran presentes en todos los rincones del mundo. Conseguido este objetivo, Rioja se ha volcado en el desarrollo del enoturismo con la fuerza y solvencia que le caracteriza. Y en este sentido, la iniciativa de Bodegas Corral es un buen ejemplo. “Una Parada en el Camino – Don Jacobo” ha sido una experiencia enoturística que ha aglutinado a amantes del vino y amigos del Camino de Santiago en torno a esa ruta de peregrinación a la que tradicionalmente ha estado indisociablemente unida la imagen de la bodega -su marca Don Jacobo hace honor a ello- debido a que es la única de la D.O.Ca. Rioja por la que pasa el Camino Francés hacia Santiago de Compostela y junto a ella se encuentran las ruinas del antiguo hospital de Peregrinos de San Juan de Acre.

De hecho, la jornada festiva comenzó con la actividad ‘Paseo del Peregrino’, un recorrido por el Camino desde las proximidades de Logroño hasta la bodega amenizado por varios actores y contó con la presencia del viajero, peregrino, reportero y periodista Francisco Contreras Gil, quien contó anécdotas, misterios y relatos sobre el Camino de Santiago. Además, una Ruta teatralizada que encantó a todos los asistentes y sobre todo a los más pequeños, permitió descubrir la conexión que tiene la bodega con el Camino. Los niños disfrutaron durante todo el día de un intenso programa de actividades y los mayores con degustaciones y música en directo que tuvo como colofón final el concierto de Carlos Goñi y su grupo Revólver.

Como aseguró Carlos Rubio Villanúa, gerente de la bodega, “son muchos los valores que el Camino de Santiago aporta a nuestra bodega: el esfuerzo, la hospitalidad, la vocación de abrirnos al mundo… y de ahí surgió la idea de celebrar el día de Santiago abriendo nuestras puertas para que amantes del vino y del camino se junten y vivan una experiencia enoturística diferente”. Nuestra enhorabuena a Bodegas Corral y a los organizadores del evento -Grupo Empresarial Criteria- por el éxito conseguido. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja).

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura del Vino, ENOTURISMO

Enoturismo ‘inabarcable’

La Prensa del Rioja fue pionera en la promoción enoturística desde finales de los ochenta

Cuando hace ya algo más de tres décadas publicábamos en La Prensa del Rioja nuestro primer número especial dedicado al turismo, difícilmente hubiéramos podido imaginar esa cifra de 800.000 visitas anuales que según un reciente estudio reciben las bodegas de Rioja. El objetivo de aquella edición fue promocionar en la feria FITUR de aquel año los atractivos de nuestra región, entre los que el vino solo tenía aún una tímida presencia, no del gusto de todos, incluidos los propios bodegueros. Aún no estaba acuñado el término ‘enoturismo’ y casi nadie pensaba que las bodegas abrirían algún día sus puertas a los turistas, como ya ocurría en la clásica región de Burdeos o la floreciente y ‘moderna’ California, que mencionábamos en aquella época de finales de los ochenta como ejemplos muy interesantes a seguir. Fruto de aquella labor pionera en la comunicación enoturística, el Gobierno de La Rioja nos concedió en 1993 el Premio al Fomento Turístico y la Red Mundial de Capitales y Grandes Viñedos el Premio Best Of de Comunicación 2014 de Turismo Vitivinícola en su primera convocatoria.

Ahora ha cambiado tanto la percepción del enoturismo por parte del sector vitivinícola riojano, que la Denominación está asociada a través de esa red de Grandes Capitales del Vino a las regiones que antes fueran un referente para ella y es capaz de ofrecer “un destino turístico ya maduro y de alta calidad, cuyo impacto económico para la DOCa Rioja se evalúa en 166 millones de euros”, según datos facilitados por el Consejo Regulador. Más allá de los datos de visitantes y del número de bodegas que han abierto sus puertas a los turistas del vino con ofertas cada vez más atractivas, el indicador inequívoco de la gran transformación que se ha producido y del potencial que exhibe una región como Rioja es la intensa agenda de actividades que las bodegas programan actualmente para atraer a los turistas.

El éxito de actividades formativas dirigidas a la gestión del enoturismo, como la organizada recientemente por el Consejo Regulador, es buena prueba del gran interés que existe actualmente por su desarrollo. El próximo mes de septiembre, mi buen amigo y excelente profesional del marketing y la comunicación digital, Alvaro Cerrada, ofrecerá un taller en el Aula de La Prensa del Rioja en el que desvelará cuales son las estrategias clave para atraer visitas a la bodega optimizando la publicidad en Facebook. Considera Álvaro que aún queda mucho por hacer, ya que el sector del vino se está quedando atrás en el manejo de nuevas herramientas de comunicación digital y redes sociales.

Sin duda, “Rioja ha demostrado ser capaz de enamorar al visitante con paisaje, arquitectura, historia y gastronomía”, como escribíamos hace años y corroboran ahora los autores del mencionado estudio. Desde La Prensa del Rioja seguimos impulsando el turismo con iniciativas como la edición este año del libro y organización de la exposición ‘La Rioja Inabarcable’. Su objetivo es comunicar a través de la interpretación de 26 artistas riojanos los importantes recursos turísticos de la región, desde los monasterios y arquitectura urbana de sus poblaciones, a los paisajes de viñedos, ríos y montañas, pasando por las fiestas y tradiciones riojanas, lo que en opinión del director general de Cultura y Turismo del Gobierno de La Rioja, Eduardo Rodríguez Osés, resulta un gran acierto, pues los hace sin duda mucho más atractivos. Una nueva visión de esa Rioja auténtica que tiene nombre de vino y que invita al visitante a apasionarse con la magia de esta tierra. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja).

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura del Vino, ENOTURISMO, PROMOCIÓN, Publicaciones