Archivo de la etiqueta: ventas rioja

Madera de líder para resistir y ganar: la helada del 17 congeló las ventas de Rioja del 18

Portada del nº 227 de La Prensa del Rioja (Foto de Fernando Caballero / Reproimagen)

La vid es una planta resistente y agradecida, curtida en inclemencias climatológicas y cultivadores de toda índole, profundamente enraizada y bien preparada para afrontar las adversidades. Algunas cepas, como la que ilustra la portada del nº 227 de La Prensa del Rioja, posiblemente centenaria, exhiben con orgullo un porte señorial que parece desafiar a las reconversiones al emparrado, a los arranques subvencionados, a las crisis económicas e incluso a la eutipiosis, el moderno cáncer del viñedo, y al propio envejecimiento natural. Madera de líder. Todo un símbolo. Ni esas heladas cíclicas, como la del 29 de abril de 2017 que cercenó sus retoños, le hacen mella. Pero no por esperadas han sido menos preocupantes para las gentes del vino las previsibles consecuencias de esa imprevisible helada. Una merma considerable en la producción de esa cosecha (68 millones de litros menos que en la cosecha 2016) generó un déficit de abastecimiento (34 m de l menos que el volumen total de ventas del año) que permitía prever una subida de precios de materia prima y una caída en las ventas. El reto era que el batacazo no fuera del calibre del ocurrido en los años 1999/2000, en que se acumuló una caída de ventas del 30%. El 7,35% finalmente perdido queda lejos de aquella debacle finisecular, pero eso no significa, como reconoce el presidente del Consejo Regulador, que no se haya generado tensión y que “la tendencia sea preocupante y nos haga replantear la estrategia en el mercado nacional”.

Disponer de una ‘despensa’ rebosante de existencias de vino del 2018, listo para conquistar de nuevo las estanterías perdidas en los supermercados de Alemania y Reino Unido, permite “afrontar con cierta calma un 2019 clave para consolidarse como región líder”, pedía Fernando Salamero confiando en la madurez del sector, para concluir asegurando que “la situación en Rioja es de equilibrio y contamos con ambición y con herramientas suficientes para poder afrontar el futuro con tranquilidad”. Se refería a las esperanzas puestas en el buen funcionamiento del recién creado ‘stock cualitativo’ (al que se han acogido 8 m de l de la cosecha 2018) y al tirón que puedan tener las nuevas indicaciones, como son los Viñedos Singulares (76 solicitudes de inscripción que suman 140 hectáreas) y los Espumosos de Calidad de Rioja, cuya elaboración han comenzado 16 bodegas.

Pero estas herramientas se han creado con el objetivo prioritario de reposicionar en imagen y precio al conjunto de la Denominación, es decir, de incrementar el valor, objetivo que se viene repitiendo como un ‘mantra’ durante los últimos años y que una parte del sector considera contradictorio con la presencia masiva en los segmentos de mercado más competitivos. ‘Dilema habemus’ de difícil solución sobre la estrategia a seguir, pues parece evidente que subir peldaños en valor conlleva sacrificar volumen. Desde luego aquella previsión del Plan Estratégico 2005-2020 de alcanzar los 300 m de l se ha alejado del horizonte, y no porque la revalorización haya alcanzado el nivel deseado (tampoco nadie olfateó entonces la crisis).

Nos recordaba don Camilo José Cela en aquellas memorables reuniones del jurado del Premio Prestigio Rioja en Zalacaín que el lema de su Fundación era ‘El que resiste, gana’, pues se consideraba todo un experto en el arte de la resistencia. Para tener madera de líderes hay que superar muchas pruebas de resistencia y la historia de Rioja ha estado siempre jalonada de ellas, ha sido más una carrera de obstáculos que un camino de vino y rosas, como bien nos ejemplifican esas cepas centenarias que sobreviven en nuestros campos. . (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Mercados, Vinos y Bodegas

Balance satisfactorio del 2016 en Rioja

Frente a la 'quiebra' de la D.O. que algún agorero auguraba por supuestos abandonos de bodegas, Rioja ha fortalecido su cohesión interna y ha mejorado su posicionamiento en los mercados.

Frente a la ‘quiebra’ de la D.O. que algún agorero auguraba por supuestos abandonos de bodegas, Rioja ha fortalecido su cohesión interna y ha mejorado su posicionamiento en los mercados.

El excelente balance que la D.O. Calificada Rioja puede exhibir del pasado año 2016 permite confirmar el acierto de la estrategia diseñada por el sector para orientar sus productos hacia los segmentos de más valor añadido. De acuerdo con el balance ofrecido por el Consejo Regulador, Rioja ha logrado un nuevo incremento del valor de sus ventas en torno a un 4%, lo que sumado al 5% del año anterior confirma la mejora del posicionamiento de sus vinos en el mercado.

También los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino indican que el valor medio por litro de las exportaciones de Rioja es un 55% superior a la media de los demás vinos con DOP, multiplica por cuatro el precio medio del conjunto de vinos españoles exportados y es un 23,2% superior a la media de todos los vinos embotellados que importan sus doce principales destinos exteriores.

Además, tras un crecimiento acumulado de 25 millones de botellas entre 2013 y 2015, Rioja ha consolidado en 2016 el record alcanzado el año anterior, con un volumen de comercialización de más de 386 millones de botellas anuales en un centenar de países. Destaca especialmente el signo positivo en el mercado español por cuarto año consecutivo y el nuevo aumento de las ventas de vinos blancos, por encima incluso de otras zonas de referencia en este tipo de vinos, fruto de la estrategia impulsada por Rioja para renovar y diversificar su oferta.

El año 2016 -el del 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes- comenzaba con el sobresalto de la salida de la Denominación de una bodega con cierto renombre, del que también el autor del Quijote preferiría no acordarse. Una fuga que algunos titulares sensacionalistas consideraban ‘un terremoto’ para el sector vitivinícola riojano, confundiendo los deseos de quienes los escribían con la realidad. Y aunque el año ha seguido amenizado por las sempiternas veleidades políticas que amenazan con la separación del territorio alavés amparado por la D.O.Ca Rioja, así como con el desaguisado de los criterios de reparto de las nuevas plantaciones de viñedo, que ha hecho olvidar que el verdadero éxito para Rioja es haber conseguido limitar un crecimiento incontrolado y desestabilizador, el balance final de 2016 puede considerarse muy satisfactorio.

Nada ha desviado un ápice a esta denominación de su firme trayectoria, basada en un modelo de calidad que cuenta con la confianza del consumidor, que proporciona rentabilidad a viticultores y bodegas y que ha favorecido el desarrollo de muy diferentes modelos de negocio, desde los viticultores individuales a las cooperativas y desde las pequeñas bodegas de cosechero a las empresas bodegueras más representativas del sector vitivinícola español. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Deja un comentario

Archivado bajo Mercados, Política del vino, Vinos y Bodegas

Borgoña y el reconocimiento internacional del modelo Rioja

Celebración de la jornada Vinomarket 2014 en Borgoña, con el presiente de la D.O.Ca. Rioja, Luis Alberto Lecea, junto al profesor Joël Brémond.

Celebración de la jornada Vinomarket 2014 en Borgoña, con el presiente de la D.O.Ca. Rioja, Luis Alberto Lecea, junto al profesor Joël Brémond.

Supongo que, tras la amplia difusión que tuvo la noticia la semana pasada en muchos medios nacionales, para los lectores de este ‘Descorche’ aún resuenan los ecos de la celebración del éxito que ha supuesto para el vino de Rioja seguir aumentando sus ventas a pesar de la crisis. Pero la salida de tono de algún aguafiestas, que prefiere ver la botella medio vacía, acusando de miopía a quienes la ven medio llena, me ha traído de nuevo al pensamiento a los franceses. Ya se que es recurrente lo de los franceses en esto del vino, pero también es cierto que puede aprenderse mucho de ellos todavía, porque llevan muchas décadas de ventaja, sobre todo en cuestión de imagen, que ni en tecnología ni en calidades tenemos ya nada que envidiar. Y conste que no comparto la tesis que otorga a la influencia de los franceses un papel tan decisivo en el nacimiento de la moderna industria vinícola riojana a finales del Siglo XIX. Fueron mucho más decisivos los capitales invertidos por los industriales vascos, aunque eso es otra historia. 

Puede y debe aprenderse de los franceses, por ejemplo, el saber venderse bien. ¿Han oído alguna vez a algún francés hablar mal de lo suyo? Por el contrario, lo ensalzan hasta el empalago, con fundamento o sin él, y les funciona. La imagen que proyectan las denominaciones y marcas francesas en los consumidores de cualquier país son el referente indiscutible de prestigio y calidad en el universo vinícola. Pues aquí parece nuestra especialidad, bueno, la de algunos, estar siempre aireando nuestros defectos y debilidades a los cuatro vientos. La visión negativa se impone siempre, sea cual sea la circunstancia, aunque, evidentemente, para los agoreros la culpa de todo la tienen los demás. 

Me parece un hecho muy significativo el que una denominación tan prestigiosa como Borgoña haya elegido este año a Rioja como ‘invitado de honor’ para la jornada que reunió el pasado mes de enero a todo el sector vinícola de esa región francesa con el objetivo de analizar la evolución de los mercados. No crean que discutieron sobre el sexo de los ángeles. El centro del debate fue el fuerte reajuste de precios ocasionado por la crisis y la dura competencia, una situación que también preocupa en el resto del mundo, contrariamente a lo que algunos creen aquí en nuestra región. 

El presidente de la Interprofesional de Rioja expuso el modelo organizativo y las estrategias que han llevado a nuestra Denominación a conseguir su actual posicionamiento en los mercados. Un posicionamiento que ha mejorado ostensiblemente en las dos últimas décadas y que se sustenta en la gran fortaleza de una marca colectiva que ha demostrado su capacidad de penetración en el mercado. La acción conjunta de todos los integrantes de la Denominación bajo el paraguas de la marca Rioja contrasta con la fragmentación del modelo organizativo de las denominaciones francesas en general y de Borgoña en particular, que se está replanteando sus estrategias de marketing para dar respuesta a los nuevos retos que plantea un escenario cambiante tanto en la oferta mundial de vinos como en el consumo. 

Creo que la participación de Rioja en ese foro es un claro indicador del reconocimiento que está alcanzando esta Denominación tanto en los mercados como entre las regiones vinícolas más importantes del mundo. Y si desde fuera se nos percibe como una Denominación con un modelo organizativo sólido y competente, parece bastante ridículo que desde dentro se descalifique la estrategia seguida y se menosprecien los logros alcanzados. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

1 comentario

Archivado bajo Cultura del Vino, Política del vino

Buen balance para Rioja en 2013

Navidad 2013 BEn esta época del inicio del año nuevo es momento de cerrar balances y hacer memoria del año transcurrido. Mi impresión personal es que el balance general del año 2013 en la Denominación de Origen Calificada Rioja es positivo, a pesar de haber sido un año con muchas dificultades y retos que afrontar. Uno de esos retos fue la renovación del Consejo Regulador e Interprofesional en julio de 2013, que abrió el primer mandato del sector productor en la historia de Rioja. Un hito histórico que demuestra la solidez del sistema de gestión con que se ha dotado esta Denominación y que, al menos por el momento, ha puesto un punto de tranquilidad en lo que venían siendo las agitadas aguas de las relaciones intersectoriales. Bien es verdad que el nuevo mandato no ha planteado cambios en la orientación estratégica de la Denominación, basado en un modelo de vertebración del sector, que hoy es referente para el mundo del vino, y en un modelo de calidad orientado a productos de valor añadido.

La evolución de la comercialización también ha sido positiva para los vinos de Rioja en este año 2013, pues se ha conseguido recuperar el volumen de ventas máximo alcanzado antes de la crisis, que fue de 272 millones de litros en 2007, superando esa cifra en casi seis millones de litros. El mayor crecimiento de las ventas lo hemos tenido en los mercados exteriores –nada menos que un 7%-, lo que ha permitido a nuestra Denominación alcanzar el record histórico en exportación, superando los 100 millones de litros. Conseguir este hito en una situación de crisis económica como la actual, con unos mercados muy competitivos, es el fruto de la gran fortaleza la marca Rioja y de la buena preparación del sector vitivinícola riojano para adaptarse a las exigencias del mercado. A esa buena marcha de las exportaciones se ha sumado el primer signo de recuperación en el mercado español, en el que han crecido las ventas de Rioja por primera vez desde que comenzó la crisis. Sin duda la fidelidad de los consumidores españoles al vino de Rioja responde a que nuestro vino representa para ellos un valor seguro por calidad e imagen de marca. La gran capacidad innovadora que ha demostrado Rioja para adecuarse a la demanda y a la evolución de los gustos del mercado ha sido una de las claves de este éxito.

Igualmente hay que destacar el acierto de la estrategia de Rioja al fijarse como objetivo prioritario su especialización en las categorías de más valor añadido y convertir la imagen de los vinos criados en su punta de lanza. Las categorías de reserva y gran reserva han contribuido a que Rioja se haya convertido en una de las regiones vinícolas más prestigiosas del mundo. Lo hemos comprobado recientemente con los éxitos conseguidos por varias bodegas de Rioja en la prensa especializada internacional, que les ha situado en lo más alto del podio, como comentaba recientemente en este espacio.

Si a todo esto sumamos que el balance de cosecha 2013 fue bastante satisfactorio, tras un año climatológicamente muy complejo, que el enoturismo ha experimentado un gran impulso, que está contribuyendo al desarrollo integral de la Denominación, o que un personaje con la proyección internacional de Ferran Adriá haya aceptado ‘un maridaje perfecto’ con Rioja siendo Premio Prestigio en 2013, creo sinceramente que podemos brindar con satisfacción por lo conseguido. Les deseo a todos un venturoso año 2014. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Deja un comentario

Archivado bajo Mercados, Política del vino, Vinos y Bodegas