Archivo de la etiqueta: Rioja

Las categorías de Rioja según el envejecimiento

Botellas-BPor aquello de la Navidad y las celebraciones, los reservas y grandes reservas de Rioja han protagonizado las informaciones vitivinícolas del fin de año. Como todo el mundo sabe, son dos de las cuatro categorías en que se clasifican los vinos de Rioja según el proceso de envejecimiento que hayan seguido. Estas cuatro categorías están diferenciadas en las botellas que llegan al consumidor mediante los cuatro tipos de contraetiquetas o precintas numeradas que el Consejo Regulador otorga a aquellos vinos que han superado sus controles, tanto de calidad como de tiempo de envejecimiento en barrica y en botella. El reglamento de la Denominación especifica con precisión los requisitos mínimos que deben cumplir los vinos para tener derecho a ostentar una de esas cuatro categorías. 

Rioja fue la cuna del establecimiento de las categorías de envejecimiento, que ya se utilizaban de forma un tanto ‘discreccional’ por las bodegas en sus etiquetados antes de recibir reconocimiento legal y establecerse los mecanismos necesarios para su control y certificación mediante contraetiquetas diferenciadas por parte del Consejo Regulador. Seguramente muchos pensarán que esta clasificación es tan antigua como la propia Denominación, ya casi centenaria, pero en realidad no fue hasta finales de los años setenta cuando se crearon. 

En el Reglamento de la Denominación Rioja de 1970 se diferenciaban por primera vez los vinos de crianza, estableciendo para ellos el requisito de un año como mínimo en barrica. Pero no será hasta abril de 1974 cuando el Consejo Regulador comience a expedir una contraetiqueta diferenciada para estos vinos. El Reglamento reformado en 1976 mantiene la misma definición y requisitos para los vinos de crianza y añade un punto que menciona las categorías de Reserva y Gran Reserva, cuyas características y requisitos deberá proponer el Consejo Regulador al INDO para su aprobación. Esta normativa que reglamenta el uso de las indicaciones relativas a la calidad, edad y crianza de los vinos aparece en agosto de 1979, por lo que de inmediato pone en marcha el Consejo Regulador de Rioja la expedición de las correspondientes contraetiquetas, quedando establecidas desde entonces las cuatro categorías que se mantienen hasta la actualidad sin apenas variación en cuanto a los requisitos de permanencia en barrica para cada una de ellas. Poco después se incorporó también de forma obligatoria en estas contraetiquetas la indicación de la añada (la cosecha 1980 fue la primera que la llevó de forma generalizada).  

El tiempo de envejecimiento de los vinos es por tanto el único criterio que hay establecido actualmente para la clasificación oficial de los vinos de Rioja en cuatro categorías. Es un criterio que ha funcionado bien desde el punto de vista comercial durante casi cuarenta años y que han imitado en otras zonas vinícolas españolas, pero que no se utiliza en la mayoría de las zonas productoras del mundo, donde la añada suele ser la única indicación del envejecimiento. Ante la evolución que ha experimentado en este periodo la demanda de los consumidores y los estilos de elaboración de los vinos, creo que podría ser un buen momento para plantearse la conveniencia de que este modelo de clasificación de los vinos de Rioja evolucione también. Es cuestión de analizar y sopesar ventajas e inconvenientes, porque nada hay inamovible. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Vinos y Bodegas

Reservas y Grandes Reservas de Rioja para Navidad

La Navidad ha llegado y toca preparar la despensa para las celebraciones, que una vez más estarán protagonizadas por la mejor gastronomía, en la que no pueden faltar nuestros mejores vinos. Entre ellos brillan con luz propia los reservas y grandes reservas de Rioja, sin duda los reyes de la mesa en toda gran celebración que se precie. Durante unos años este tipo de vinos tradicionales de Rioja no gozaron de una gran consideración entre los prescriptores, posiblemente afectados por la llamada “parkerización” del gusto y la moda de los vinos vanguardistas. Pero Rioja ha sido fiel a su estrategia y ha mantenido este estilo de vinos que tanto le diferencian, pues muy poquitos vinos en el mundo pueden encontrarse en las estanterías de las tiendas con un tiempo de envejecimiento tan prolongado.

MonteReal&ViñaAlbina_ReservaHoy de nuevo la crítica especializada esta valorando como se merecen estos vinos clásicos por antonomasia y situándolos en lo más alto del podio a nivel mundial, como hemos visto que ha ocurrido recientemente con varias marcas de Rioja. Las categorías ‘reserva’ y ‘gran reserva’ son sin duda las que mejor reflejan las cualidades excepcionales del vino de Rioja para envejecer en barrica y las que mayor prestigio están dando a esta región vinícola en los mercados internacionales. Los vinos de reserva de Rioja alcanzan ya unas ventas anuales próximas a los 70 millones de botellas y en mercados como Estados Unidos están tenido un crecimiento espectacular del 50% durante este último año.

Como escribía recientemente un periodista estadounidense, “para aquellos consumidores que busquen vinos envejecidos sin tener que pagar precios desorbitados, Rioja es la región que ofrece la mejor calidad en este estilo de vinos”. Es lo que los españoles hemos pensado siempre de los grandes vinos de Rioja con envejecimiento en barrica: que son el referente de calidad y pueden comprarse a un precio muy razonable. Ahora que lo dicen los americanos seguro que nos parecerá un descubrimiento. Les invito a brindar en estas fiestas navideñas con alguno de esos reservas clásicos de Rioja, como Marqués de Riscal, Viña Tondonia, Conde de los Andes, Monte Real… afortunadamente para los que nos gustan los buenos vinos, la lista es larga y da mucho juego para elegir. El acierto está asegurado. (Texto: Javier Pascual / director de La Prensa del Rioja)

Deja un comentario

Archivado bajo Vinos y Bodegas